Grupos

El llamado hecho por nuestro señor Jesucristo debe llevar a cada uno de nosotros a poner nuestros dones dados por Dios al servicio de los demás, este servicio se debe reflejar en la comunidad parroquial a la cual pertenezco e irradiar hacia todas las demás personas que aun no hacen parte de la misma.

Debemos recordar, que pertenecer a un grupo parroquial no es un privilegio, es un servicio a los hermanos, al considerarlo de tal forma estamos pretendiendo resaltar sobre las demás personas. Ya no soy yo sino es cristo quien habita en mí.

Desarrollo por San Pablo Multimedia